Vi a esos tus ojos pintados ese día
Mire un Negro fondo esparcido
Roce el espesor solido de tu mirada
Definí tus parpados tibios al moverse
Trague un ritual demoledor de prejuicios
Vi la velocidad chocar en mi pecho vacío
Escuche lo intenso de tus intenciones
Olfatee tus olores rojizos y sabor marfil
Recorrí geográficas imperfecciones suaves,
Devore en instantes un gourmet menú salvador
Sufrí cada segundo por la culpa de sentir fe
Ahora lamo lo inevitable…
El placer de arder en exquisitos exabruptos
Mientras al amanecer tu sombra dibuja finos mied

No hay comentarios:

Publicar un comentario